lunes, 29 de agosto de 2011

COSA LINDA

domingo, 28 de agosto de 2011

No te perfumes con palabras para consolarme.



Me sobra tiempo para necesitarte


sábado, 27 de agosto de 2011

No quiero la almohada sobre la cabeza, ni perder contacto con la realidad. 

domingo, 21 de agosto de 2011


Cuernos: "Adorno imprescindible del macho cabrío, joden pero curten, no es igual ponerlos que lucirlos, mejor secretos que con publicidad, de pésimo gusto si es a un amigo (las mujeres de los amigos no tienen culo), favorecen poco pero casi nadie se libra de exhibirlos, yo tampoco, tengo un buen par de ellos en mi "ridículum vitae". Crecen también y sobre todo en la imaginación del inseguro. Se sigue matando por ellos, sobre todo los hombres bestia. No trates con quien maltrata".


Todo es cuestión de costumbre. Nos acostumbramos incluso a lo que nos hace mal. Mejor malo conocido que bueno por conocer, no? Pero luego, a lo que no estamos acostumbrados, nos desconcierta, nos inquieta. Para que vamos a cambiar si así estamos bien.

viernes, 19 de agosto de 2011

Hay gente que nunca va a entender “porque”

Es mejor hacerlo mal, que no hacer nada. Sólo se aprende… metiendo la pata!
Tratar de ser feliz, con mi locura.

domingo, 14 de agosto de 2011


Los caminos se bifurcan, cada uno toma una dirección pensando que al final los caminos se volverán a unir..
Desde tú camino ves a la otra persona cada vez más pequeña.
No pasa nada, estamos hechos el uno para el otro, y ahí está ella, y al final solo ocurre una cosa, de repente te das cuenta que todo termino, lo sentís, y justo entonces intentas recordar en que momento comenzó todo y descubres que todo empezó antes de lo que pensabas… mucho antes…
Y es ahí justo en ese momento cuando te das cuenta de que las cosas solo ocurren una vez, y que por mucho que te esfuerces, ya nunca volverás a sentir lo mismo, ya nunca tendrás la sensación de estar a tres metros sobre el cielo..

viernes, 12 de agosto de 2011

“Decile que si, así se calla"

Difícil es lograr que te entiendan. Creo que hay veces que el sufrimiento de años aferra en nosotros alguien caprichoso que intenta no cambiar, si no, querer hacer lograr que el otro cambie de la manera que uno quiera, sin ver que el problema es uno mismo. A veces no se valora todo el esfuerzo que uno pone, ni las ganas por más de que cuesten verlas. Estamos contaminados por la sociedad del “que dirán”, miramos mucho nuestro entorno y pretendemos ser perfectos. Pero, lo que realmente importa es estar bien con uno mismo y con la persona que queramos. Y exigimos cambios, exigimos cariño, exigimos tantas cosas que no nos conformamos con lo poco que tenemos, cada vez queremos más y más y eso, al tiempo… AGOTA. 


mi dedo del medio
te dice 
"HOLA"

martes, 9 de agosto de 2011

Hacer de todo y no recibir ni una puta cosa a cambio. 


{harta de la idiotez: "hace sin pedir a cambio". Llegan extremos que decís stop, una bien te pido}


Realmente, estoy cansada de las responsabilidades. De tener que hacer las cosas sin ganas porque ya lo prometí. De no tener ganas de nada. Si, me tomo todo muy a pecho últimamente... o en estos últimos 10 minutos. Llega un momento que me supera todo! No quiero nada, ni a nadie ni no se, estoy encaprichada conmigo. Necesito estar sola. 

viernes, 5 de agosto de 2011

Wow, que fácil a veces te pueden hacer cambiar el humor las personas la puta madre. 

Quiero entender que a veces sirven los fracasos y de que no está nada mal deshacerse de lo que nos hace mal. Francamente, la vida es muy conchuda pero si no arriesgamos no ganamos... a veces nada tendría sentido y por lo que queremos pelear se volvería insignificante, ¿entonces en que carajo quedamos? Ok, cuando alguien quiere tener la razón yo quiero un poco de caos, sólo eso...
 
mi droga

jueves, 4 de agosto de 2011

Mi destino no lo elijo yo y el camino tampoco. Aprendimos solamente a flotar y a vivir como locos...



Tengo el disfraz, no la manera de que me quieras otro rato más. Me olvidarás como a cualquiera, como algún día me dejaste entrar. No puedo darte mi vida. Yo no tengo la salida, ni la solución. Arden las heridas, arde la traición, arden las mentiras, van directo al corazón. Quise esperar, lo que otros esperan pero yo... no soy de reclamar. No me conformo con lo que sea, pero algún día me dejaste entrar.